RECIENTES

TOP 5 | Las peores contrataciones de jugadores extranjeros en Atlético Nacional





1. Pablo Zeballos: El delantero paraguayo llegó como refuerzo de peso para afrontar la Copa Libertadores-2015. El entrenador Juan Carlos Osorio quería que fuera pieza clave de su grupo de jugadores, teniendo en cuenta su pasado goleador en Paraguay y México. Sin embargo, el jugador llegó con poco ritmo tras no haber sido tenido en cuenta muy seguido en Botafogo, de Brasil, su club anterior, por lo que en Colombia tuvo un paso fugaz y sin protagonismo alguno. Nunca tuvo empatía con la tribuna y mucho menos con el DT risaraldense, quien lo relegó al banco y lo sacó de muchas convocatorias. Al final del torneo se fue a su país para vestir los colores de Olimpia.



2. Pablo Velázquez: El también paraguayo arribó a la ciudad de Medellín en el 2015 como esperanza goleadora de Nacional, después de los 24 tantos que había marcado la temporada anterior con Toluca, de México. Se esperaba que junto a su compatriota Zeballos fueran los indicados para acercar al equipo hacia una nueva Copa Libertadores, pero el balance fue pésimo. Apenas disputó nueve partidos y logró cinco goles, además de no haberse podido ganar la confianza del entrenador, quien no le permitió tener continuidad. En alguna ocasión, Velázquez aseguró que el sistema de la rotación que usaba Osorio lo había afectado en sus aspiraciones e igualmente, al finalizarse la temporada, expresó sus deseos de marcharse del club, a pesar de las intenciones de directivos y nuevo cuerpo técnico de sostenerlo. Por estos días, se confirmó su traspaso a Morelia, del país ‘azteca’.

3. Dermival Almeida Lima 'Baiano': El brasilero llegó para reforzar la nómina del 2009 y fue un completo fiasco. Nunca pudo estar en forma ni en el nivel adecuado. Se veía pesado, falto de distancia, equivocado y sin ritmo. La hinchada lo chifló constantemente hasta desatar su salida anticipada.



4. Fernando Martel: Con la salida de Jairo Patiño, los directivos de Nacional, decidieron buscarle reemplazo en tierras chilenas. Martel llegó para disputar el segundo torneo del 2007 y tuvo cierta continuidad. No obstante, su desempeño no fue óptimo y jamás pudo convencer a la afición ‘verdolaga’, que vio partir rápidamente al volante, quien regresó a su país para integrar varios clubes hasta su retiro, en el 2013.

5. Adriano Gerlin Da Silva: El brasilero llegó en el 2006 como una esperanza para el 'verdolaga', ya que tenía un pasado exitoso. Había sido Balón de Oro en el Mundial Sub-17 de 1991 y en el Mundial Sub-20 de 1993, por lo que prometía, por lo menos fútbol, para el cuadro antioqueño. Sin embargo, los directivos del club no se percataron de la inactividad física que el mediocampista traía, por lo que no fue tenido en cuenta durante las competencias y apenas apareció al final del año, sin protagonismo alguno.


Con la tecnología de Blogger.